Skip to content
Tu cesta
15,00 € para envío a domicilio gratuito
15,00 € para envío a domicilio gratuito

Seguir comprando
Tu cesta

Tu cesta está vacía

Skincare

Todo lo que debes saber sobre la exfoliación

Ningún buen ritual de skincare está completo sin al menos un exfoliante. Además de limpiar tu rostro a diario antes de aplicar el resto de tus productos de cuidado de la piel, también se recomienda utilizar un exfoliante con cierta frecuencia. Te explicamos qué es la exfoliación, qué beneficios tiene para tu piel y cada cuánto debes sumarla a tu ritual de belleza.

Qué es

La exfoliación es el proceso de remover las células muertas dela capa más externa de la piel. Esto ayuda a la piel a renovarse, manteniendo intactas sus funciones. Además, ayuda a que tus productos de skincare penetren mejor.

Normalmente, la piel se renueva de manera natural cada mes, pero con el tiempo y la exposición a factores externos como la contaminación, ese proceso de renovación se vuelve más lento. Y ahí es donde entran los exfoliantes a tu rutina de belleza.

Tipos de exfoliantes

Los distintos tipos de piel se benefician de distintos tipos de productos. Aunque también existen los exfoliantes químicos, como el ácido glicólico, nosotros preferimos los exfoliantes naturales y pensados para pieles sensibles.

Exfoliantes físicos: Están hechos con gránulos y funcionan generando fricción mediante masajes para remover las células muertas. Nuestra mascarilla de arcilla amazónica, por ejemplo, contiene perlas de jojoba que tienen un efecto exfoliante. 

Exfoliantes enzimáticos: Utilizan ingredientes naturales como el mango y la banana. Es un tipo de exfoliante más suave, perfecto para pieles sensibles. A pesar de su delicadeza, también elimina las células muertas e ilumina la piel. Nuestro limpiador Between Dreams es un excelente ejemplo de un exfoliante enzimático.

Beneficios de la exfoliación

  1. Elimina las células muertas y ayuda a la piel a renovarse. Además, activa la circulación y previene la hinchazón. 
  2. Mejora la apariencia de la piel, dejándola más uniforme y suave e igualando su tono y textura. 
  3. Contribuye a evitar la acumulación de sebo, afina los poros y reduce la aparición de acné. 
  4. Prepara la piel para absorber el resto de productos de tu ritual de skincare.

Cuándo debes exfoliarte

Así como es importante exfoliarse con frecuencia, también lo es saber cuándo no hacerlo. La exfoliación excesiva puede desequilibrar las funciones de la piel o dañar su barrera protectora natural. 

Por eso lo recomendable es utilizar exfoliantes más profundos, como las mascarillas, tan solo 1 o 2 veces a la semana. Los exfoliantes suaves, como los enzimáticos, sí pueden utilizarse a diario.

Límite de compra excedido
Purchases over €3000 must be made through the Contact Center
Español